655 853 775 info@centrum-konwersacji.com

Buenos días, mi nombre es Magda

Mirando hacia atrás puedo decir que desde siempre he tenido una afición especial a las lenguas.
En los tiempos remotos de mi infancia en las guarderías no se daban clases de idiomas extranjeros , como se dan hoy, por eso empecé mi aventura con aquéllos relativamente tarde, a los 9 años, con las clases particulares del inglés. El principio, aunque lo recuerdo ahora con mucha nostalgia, era un desastre: no había manuales adecuados, tampoco mi profesora presentaba mucha experiencia en cuanto a la enseñanza primaria. Sin embargo, el deseo de poder llevar una conversación que los demás no iban a entender (¡sí, sí!) resultó tan fuerte que seguía aprendiendo, llorando sólo de vez en cuando.
Con el paso del tiempo todo, lentamente, se me aclaraba y, ya que cada lengua que viene parece más fácil al aprender en comparación con la anterior, me sentí insatisfecha. Empecé a estudiar el ruso, después el francés, latín, japonés, español, portugués…
Desde hace casi 20 años comparto el placer de aprender idiomas extranjeros con mis cursantes. Incluso hoy en día no puedo llamarlo mi „profesión” porque lo que hago, las lenguas y el descubrimiento de los mundos ajenos que ellas llevan consigo, simplemente forma una parte indisoluble de mi vida y personalidad, tan natural e indispensable como el facto de saber respirar, cocinar, cantar, hacer yoga o trabajar en mi jardín.
Tuvo razón Confucio al decir: Escoge un trabajo que te guste, y nunca tendrás que trabajar ni un sólo día de tu vida.
MS

Dzień dobry, mam na imię Magda.

Jestem nauczycielką języka hiszpańskiego.